Custodia de Arfe

La Custodia fue un encargo que el Cardenal Cisneros hizo al platero alemán Enrique de Arfe para albergar el Ostensorio que perteneció a la Reina Isabel la Católica. Dicho Ostensorio había sido hecho con el primer oro llegado de América y que fue elaborado por Jaume Aumeric. El Ostensorio se cierra en su parte superior con una Bóveda estrellada.  

La Custodia de Arfe mide 3 metros de altura, es de plata dorada  y está concebida en forma de Torre gótica. Está formado por 260 estatuillas, 5600 piezas y 12500 tornillos.