Leyenda

El Valle y la Peña del Rey moro

EL VALLE DE TOLEDO
 
La hoz que forma el curso del Río Tajo deja a un lado este enclave natural que conocemos como El Valle.
En esta orilla es donde se sitúa el Cerro del Bú, donde se encuentra el poblamiento original de la ciudad, y un poco más arriba están la Ermita de la Virgen del Valle y la Peña del Rey Moro. Lugares desde donde vemos una magnifica vista del Centro Histórico y lugar en donde se desarrolla la leyenda que nos cuenta que siendo Rey Alkadir, año 1083, éste pidió ayuda ante el sitio al que le estaba sometiendo el Rey Alfonso VI. El Príncipe Abul-Walid, llegado desde el Norte de Africa para la ansiada ayuda, conoce en palacio a Sobeyha, hermana del Rey musulmán, quedando enamorados. El Principe jura a la joven que volverá pero cuando regresa, con su ejército, Toledo ya había sido rendida al Rey Alfonso VI y conoce que su joven amada había muerto de pena ante la gran pérdida que suponia esta derrota para su familia.
El Rey Abul-Wallid no se resigno ante  esta adversidad y, pese a que su hermana le había pedido antes de morir que no intentara recuperar el lugar, se decidió a atacar para roconquistar la ciudad para la causa Andalusí.
La batalla se saldó con la muerte del Rey musulmán que fue encontrado muerto sobre la peña que hoy conocemos como la Peña del Rey moro y en ella fue sepultado.
Desde entonces, por las noches de luna llena, se ve al Rey moro subido a la peña contemplando su reino perdido.